CAMPO DE BATALLA


Poema y obra de Pablo Hernandez

Niño, cachorro, aguarda en tu madriguera
Los estertores de la guerra han pasado
Los ejércitos han firmado ya una tregua
Y aun no ven los despojos que han dejado.

Imanes al derecho o al revés,
Cardenales tatuados, sinrazón,
Platos rotos, llantos, vidrios en los pies
Marca a marca trazan tu caparazón.

Mantén atrincherada tu inocencia
Y pide que te curen las heridas
Tal vez se reestablezca la conciencia
Bandera blanca por tu alma dolorida

No hay comentarios:

Publicar un comentario