COMENTARIO de Rafael Sandiego

Este Poema de Eco- ficción nos lleva a lo fantasioso y francamente ruego que nunca sea verdad. Cabe preguntarnos: ¿sería posible que cientos de millones de seres humanos desaparecieran del rostro de nuestro planeta? ¿Acaso se escucha a lo lejos el cabalgar de los cascos de los equinos apocalípticos o las profecías del Popol Vuh?
Pero resulta que este planeta tiene recursos verdaderamente grandiosos, en donde la humanidad en este tiempo debería de tener todos los satisfactores resueltos, pero fíjense como funciona. El sistema agrícola ha tenido que tirar miles de toneladas de granos al mar, solo para prevenir un desplome en los precios de dicha comodidad.
En el aspecto financiero, en algunos casos de la historia, se ve al banquero imponiendo condiciones desventajosas, a sabiendas de que el prestatario no podrá pagar su deuda y ser confiscado de sus bienes por los cobradores del prestamista.
O vemos a los gobiernos,aún de países desarrollados, entregando una educación
pobre, sólo para que sus ciudadanos sean más ignorantes y mas apáticos con sus sistemas políticos. Creo que es el momento de cambiar, pero no creando revoluciones, sino evoluciones dignas de un ser humano pensante, cuidando y distribuyendo los recursos, pero no gratis.
Eso tampoco ha dejado nada al final, sino algo que sea accesible, algo que cualquier trabajador pueda pagar para tener, dando algo por algo,produciendo cosas y servicios, un intercambio justo. Cómo se acumula el dolor en la vida? De qué forma percibes la naturaleza?
Esta es mi manera para ver y confrontar, de menos a más difícil, pues la vida, a mi entender, se comprende de cuatro aspectos, con respecto a la ecología:

1.-Lo malo que alguien o algo te hizo a ti (estar en efecto)

2.-El mal que hiciste a algo o a alguien (y que niegas haberlo hecho)
3.-Lo que otros le hacen a otros (aunque solo fuiste un espectador)
4.-Y el más difícil de ver, es el daño que te haces, hombre! lo que te estás haciendo a ti mismo.
Aún podemos corregirlo, evitarlo y mejorarlo, si pensamos en respetar a los demás, a nosotros mismos y a la madre tierra. NO como en este Eco-Poema de ficción, en donde se acabó con la evolución y la poesía, con toda su naturaleza viva, que forma parte de nosotros...

No hay comentarios:

Publicar un comentario